Teléfono IUV
Llámanos
01 (800) 8423808
Chat IUV
Chat Online
Pide más información
Síguenos   
Facebook IUV Twitter IUV Instagram IUV Youtube IUV Linkedin
Teléfono IUV

La inteligencia emocional y su importancia en el mundo laboral

5 junio, 2021


Es innegable que en la actualidad, la inteligencia emocional se ha vuelto una cualidad indispensable para el profesional actual y para las organizaciones, ya que permite al profesional gestionar sus emociones para afrontar de manera óptima cualquier situación en su entorno laboral y personal.¿Quieres saber qué particularidades hacen de la inteligencia emocional una característica tan importante en el mundo laboral? ¡No dejes de leer!

¡Conviértete en un trabajador más completo!

¿Qué es la inteligencia emocional? 

El psicólogo, escritor y periodista estadounidense, Daniel Goleman, quien gracias a sus aportaciones en la rama de la educación emocional se ha vuelto uno de los psicólogos estadounidenses más reconocidos de los últimos años, en su libro “La Inteligencia Emocional” (1995) define a la inteligencia emocional como la disposición que nos permite tomar las riendas de nuestros impulsos emocionales, comprender los sentimientos más profundos de nuestros semejantes y manejar amablemente nuestras relaciones. 

Por esta razón la inteligencia emocional es una habilidad necesaria que el profesional debe desarrollar para poder contar con toda la gama de soft skills que las organizaciones buscan en sus perfiles actualmente, ya que garantiza una adaptación social mucho más eficiente, generando resultados mucho más óptimos en el desempeño laboral y alcance de los objetivos.

Habilidades que componen la inteligencia emocional

El grupo Triangle Solutions, especialistas en recursos humanos, han compartido las siguientes habilidades de la inteligencia emocional:

  • Empatía

Consiste en saber reconocer al otro con sus emociones e ideas. Tener empatía es reconocer qué sienten las personas que nos rodean y por qué lo sienten. 

En el entorno laboral, practicar comportamientos empáticos supone una mejora en las relaciones con los equipos, en la comunicación y en el rendimiento.  

  • Motivación

Es la habilidad de no tirar la toalla, de no decir “no puedo”. Debemos tener siempre presente que somos capaces de lograr aquello que queremos conseguir. Pero también debemos proponernos objetivos realistas. 

Para tener una buena motivación es muy importante trabajar los sentimientos que son capaces de hacerla decrecer. Algunos de ellos son el sentimiento de obligación, la queja, el miedo, la culpa y el resentimiento. 

  • Autoconocimiento

Es la conciencia de uno mismo. Consiste en conocer nuestras fortalezas y debilidades, nuestros objetivos en la vida y cómo queremos alcanzarlos.  

Para periodos de desempleo será clave. En estos momentos, el autoconocimiento nos puede ayudar a saber qué nos diferencia de los demás. ¿Con qué cualidades contamos?, ¿cómo potenciarlas en nuestra búsqueda?  

  • Autocontrol

Somos seres emocionales y, en muchas ocasiones, nos regimos según nuestras irracionalidades. Sin embargo, tenemos que ser capaces de controlar nuestros impulsos cuando llegan los imprevistos, gestionarlos y poder ver el lado positivo a cada situación negativa.  

En un periodo de desempleo, saber autorregular nuestras emociones nos hará no caer en pensamientos derrotistas. Para ello, debemos identificar las herramientas con las que contamos para cambiar estas actitudes cuando comienzan a producirse. 

  • Habilidades sociales

En general, las personas con una alta inteligencia emocional tienen buenas habilidades sociales. Si tienes desarrolladas todas las capacidades descritas antes, seguramente seas una persona con la posibilidad de hacer que cada relación sea la adecuada en cada momento.  

Entre las habilidades sociales más importantes se encuentran las capacidades de

  • Liderar un grupo de personas. 
  • Ser capaces de motivar en cuanto a unos objetivos específicos. 
  • Escuchar y atender a quien sea necesario. 
  • Persuadir a los miembros de un grupo para que realicen determinado trabajo. 
  • Conciliar, negociar o mediar en procesos conflictivos. 
  • Agradar, cautivar o seducir tanto en la vida afectiva como en la profesional. 
  • Liderazgo e inteligencia emocional

Una buena gestión e identificación de las emociones no se relaciona con las capacidades intelectuales, pero es sin duda el mejor indicador de la inteligencia. En situaciones de tensión o estrés será donde se ponga a prueba esta capacidad. 

Es por ello que los trabajadores que sepan manejar sus emociones sabrán cómo dirigir un equipo con mayor éxito. No solo serán más aptos para llevar a cabo las habilidades de persuasión y motivación, sino que también entenderán mejor a los miembros de su grupo, sabrán cómo relacionarse con ellos y cómo ayudarlos en sus complicaciones.  

¡Expresar tus emociones de forma asertiva te convertirá en un mejor líder!

En este otro post podrás aprender cómo cultivar un liderazgo saludable que te permitirá expandir tus opciones de crecimiento dentro de una empresa. En IUV Universidad formamos agentes de cambio que a través de su práctica profesional lideren aportes positivos al mundo, si estás buscando opciones de calidad con reconocimiento oficial y que generen resultados en tu carrera profesional, no lo pienses más y visita iuv.edu.mx para conocer su amplia y competitiva oferta educativa.

Fuentes:

Escrito por IUV Universidad